Monday, February 23, 2009

Ceguera a los banners, cómo se produce este fenómeno psicológico

http://www.ainda.info/ceguera_banners.html (Microsiervos)

Cuando un estimulo aparece de forma repetida y frecuente nos insensibilizamos a él. Ello es causado por un mecanismo neuronal muy primitivo que existe incluso en animales poco evolucionados. Por ejemplo, si nos pegan 50 pellizcos en el brazo a partir del quinto la sensación de pellizco disminuirá sensiblemente, a partir del décimo casi no sentiremos nada y a partir del vigésimo, nada de nada. [...]

La identificación de los banners se produce por la creación en los usuarios de un esquema perceptivo que a través de determinadas claves visuales de los banners (forma, características, posición, ...) permite descartarlos como información a analizar. Esta ceguera visual sirve a los usuarios para discriminar entre contenido de posible utilidad y contenido de nula utilidad (generalmente publicidad). [...]

Lo mismo ocurre con los banners, al principio no es posible quitarles el ojo de encima, pero finalmente los usuarios se vuelven "ciegos" a ellos. Pero no se produce una ceguera a los banners como tales, simplemente se aprenden unas claves visuales para descartar la información irrelevante. La principal de estas claves visuales apunta a la parte superior de la pagina, puesto que esa es la característica más repetida de un banner. Así se aprende a no prestar atención a esa parte de la pagina. Por supuesto si el banner se cambia a la parte inferior de la pagina, recibirá más atención, hasta que finalmente se aprenda a no prestar atención a la parte inferior. [...]

En la radio, la televisión o la prensa, la publicidad raramente nos es útil, pero no existe forma de evitarla. La diferencia es que en Internet existe una manera de identificar la publicidad, ignorarla y seguir prestando atención al resto de contenidos de interés: su formato chillón, llamativo y muy diferente del formato de los contenidos reales del sitio permite crear el esquema perceptivo antes comentado. [...]

Cuanto más ceguera producían los banners, más llamativos y animados se diseñaban para contrarrestarla. Todo ello generó un efecto rebote, a banner más llamativo más rápidamente insensible se volvía la atención a ellos. [...]

La única solución actualmente consiste en quitar claves visuales a la publicidad, no hacerla llamativa, para que sea lo más difícil posible para los usuarios identificarla con el esquema perceptivo "descartador" de publicidad. [...]