Wednesday, November 29, 2006

La Sinestesia. El sabor está en los oídos del que contempla

http://www.maikelnai.es/?p=14

El siguiente artículo, extraído del New York Times simplemente me ha dejado perplejo. En seguida me ha recordado a un cuento de Asimov que leí cuando era un adolescente y que hablaba de una raza alienígena que tenía un sexto sentido (suma de todas las artes), y de un humano que mediante “una operación” fue capaz de experimentar brevemente aquella maravilla. ¿Alguien se acuerda de cómo se titulaba? Seguramente el genial autor de la saga de La Fundación se inspiró en la sinestesia para escribirlo.

Actualización 15:10 hrs: el cuento mencionado es “El Sentido Secreto” publicado en “Isaac Asimov Selección 1” - Ed. Bruguera 1980 (ISBN 84-02-04501-4 / 84-02-04629-0).

Para unos pocos, el sabor está en los oídos del que contempla

...

La gente que tiene sinestesia, una rara condición que se pasa de padres a hijos, mezcla sus sentidos. Pueden “ver” las letras, los números y las notas musicales como si fueran colores, una A mayúscula podría tener matices rojizos, 5 + 2 podría ser igual a azul, o B.B. King podría tocar en amarillos.

Unos pocos, los más raros, comenta Julia Simner (neurosicóloga cognitiva en la Universidad de Edimburgo) “saborean” involuntariamente las palabras cuando las oyen. En el estudio “El sabor de las palabras en la punta de la lengua”, publicado en la revista Nature, la Dra. Simner informó haber encontrado solo a 10 personas con estas características en Europa y los Estados Unidos.

La condición nos podría sonar como algo envidiable, pero puede ser poco placentera. Uno de los sujetos, comenta Simner, odia conducir porque las señales de tráfico hacen que su boca se inunde con sabores de helado de pistacho y cerúmen de oreja.

Y la doctora nos indica otro patrón.

Por ejemplo, la palabra “picar” (”mince” en inglés) hace que un sujeto saboree la carne picada, pero lo mismo le sucede con palabras que rimen con ella, por ejemplo “prince” (príncipe). Otro de los sujetos en cuanto escucha castañuelas saborea el atún. Otros solo saborean los nombres propios: John es su pan de trigo, William sus patatas.

...

1 comentarios:

Zesotar said...

Pero si quitan el hambre deluexe no?