Friday, October 06, 2006

Así empezó House (I, II, III y IV) y este domingo House Unplugged!

http://blogs.cuatro.com/series/?p=123
http://blogs.cuatro.com/series/?p=124
http://blogs.cuatro.com/series/?p=125
http://blogs.cuatro.com/series/?p=126

Así empezó House (I)
Aunque parezca mentira, la idea para House salió de la revista New York Times Magazine. Más concretamente, de una columna médica semanal escrita por Lisa Sanders y titulada Diagnosis (Diagnóstico). En sus artículos, la doctora Sanders presenta un conjunto atípico de síntomas y desarrolla una investigación para dar finalmente con la enfermedad que los provoca y plantear la solución. Os suena, ¿verdad?

Cualquier seguidor de House reconoce en esta exposición el esquema base de cualquiera de sus capítulos. Sin embargo, cuando los productores Katie Jacobs y Paul Attanasio tomaron la columna de la doctora Sanders para crear una teleserie médica, fue algo realmente innovador. Y eso que Attanasio ya había producido otra serie con un doctor como protagonista (Gideon’s Crossing), además de escribir los guiones de películas tan variadas como Donnie Brasco, Pánico Nuclear o Quiz Show.

La novedad era plantear la enfermedad como un crimen y presentar a los médicos como detectives que deben desvelar el misterio. El crimen (la enfermedad) deja tras de sí una serie de pistas (síntomas) y el policía (el doctor) debe llevar a cabo una investigación en toda regla para hallar al culpable (la afección que provoca la enfermedad).

Así que ya tenían la brillante idea para un drama médico diferente, pero House es mucho más que esto, ¿no?

Así empezó House (II)
Así que partiendo de la columna médica en una revista, Katie Jacobs y Paul Attanasio tenían la idea para una nueva serie, pero les faltaba alguien que la desarrollase y la plasmase en un guión. Se lo plantearon a David Shore, escritor y productor reconocido por teleseries como Ley y Orden o Due South (Rumbo al Sur en España).

Para Shore, la trama del crimen y misterio médico no era suficiente por sí misma y debía ser respaldada por un protagonista de personalidad fuerte y contundente: un Sherlock Holmes con estetoscopio (y con bastón, en este caso). Porque, al fin y al cabo, ¿que sería de la serie House sin el doctor House?

Shore actualizó los rasgos del personaje de Sherlock Holmes: inteligente, adicto a los calmantes y con un sexto sentido muy desarrollado. Le añadió grandes dosis de ironía, una buena ración de mala leche y una pizca de irreverencia. ¿El resultado? El anti héroe televisivo más querido y odiado de la historia reciente de la televisión. Y un exitazo de audiencia y crítica.

Sin embargo, todo esto eran, por el momento, sólo palabras. Shore había creado en su mente un gran personaje, pero ¿cómo pasar del papel a la pantalla?

Así empezó House (III)
Y haciendo recuento, tenemos tres productores (Katie Jacobs, Paul Attanasio y David Shore), la idea para un drama médico diferente y un protagonista sorprendente. ¿Siguiente paso? Buscar actores y preparar la puesta en escena del guión. ¿A quién recurrir? Al director del momento en Hollywood, ligeramente hipocondríaco e interesado en el medio televisivo: Bryan Singer (Sospechosos habituales, X Men, Superman Returns).

Singer se sumó a la producción de la serie y dirigió el piloto y el tercer episodio de la primera temporada. Pero además, se ocupó personalmente del casting para el doctor House. Su primera imposición fue que el actor que lo interpretase debía ser americano; nada de acento británico, escocés o australiano. Por algo Singer acababa de dirigir X Men, con un reparto multinacional y un rodaje lleno de complicaciones y retrasos por la mezcla de acentos de sus actores.

Aunque las reglas están hechas para romperse, claro, y de eso se ocupó la cinta de prueba que envió Hugh Laurie. Disimulando el acento inglés y clavando el personaje, el papel fue suyo.

Ahora a todos nos parece inimaginable otro actor en la piel del doctor House, pero… ¿se os ocurre algún otro candidato?, ¿alguien más joven?, ¿un actor más guaperas?… Porque ¿qué encontramos todos tan especial en la actuación de Hugh Laurie?

Así empezó House (IV)
Y llegamos casi al final de la aventura… o al principio, según se mire. Porque, como sus propios creadores reconocen, el doctor House no cobró vida realmente hasta que no apareció Hugh Laurie en escena.

El actor estaba rodando una película en Namibia y su representante le envió por fax unas páginas del guión de House. Con un simple vistazo, Hugh asegura que se dio cuenta de que era una gran historia, un gran personaje, aunque no le quedó tan claro quién era el protagonista.

Así que en mitad del desierto africano, Hugh se grabó a sí mismo en el baño de su hotel interpretando las líneas del guión que le había llegado y envió la cinta a la productora. Cuando David Shore, Bryan Singer y los demás vieron a Hugh en esa cinta, vieron por primera vez también al doctor House.

El resto de secretos de House serán desvelados, ¡por fin! este domingo a las 22:00 horas… House Unplugged.

0 comentarios: