Friday, June 13, 2008

Paso crucial hacia la capacidad de provocar relámpagos en nubes mediante láser

http://www.amazings.com/ciencia/noticias/130608b.html

El equipo de investigación franco-suizo-alemán Teramobile ha tenido éxito en crear por primera vez microdescargas en una nube de tormenta utilizando un láser, lo que podría ser un nuevo paso hacia una técnica capaz de activar relámpagos con eficacia. [...] Los experimentos de campo se llevaron a cabo en el Laboratorio Langmuir del Instituto Tecnológico de Nuevo México (EE.UU.), una estación permanente para el estudio de los relámpagos, cuyo emplazamiento fue escogido por la frecuencia de las tormentas que se desatan allí. [...]

Para llevar a cabo los experimentos, los investigadores se valieron de la eficacia excepcional del láser del Teramobile, el láser móvil más potente del mundo, que fue llevado a EE.UU. por primera vez en esta ocasión. El láser produce destellos sumamente poderosos (4 teravatios, igual a la energía generada por mil centrales eléctricas) que duran un tiempo extraordinariamente corto (100 femtosegundos).

Al tener una potencia tan grande, el láser ioniza el aire, que se vuelve conductor eléctrico en una distancia de más de 100 metros [...]. El filamento conductor generado por el láser provoca las "descargas en corona", las pequeñas y difusas descargas, de un color azulado, que a menudo se observan en los mástiles de los buques. [...] Para activar el relámpago, es necesario alargar la duración de la ionización generada por el láser, la cual se limita actualmente a un microsegundo. Los investigadores están trabajando para conseguir desarrollar un láser diez veces más potente que podría ser operativo dentro de dos años y se utilizaría para activar el relámpago.

Al poder activar relámpagos a voluntad, será posible estudiar o probar técnicas de protección. Además, controlando la actividad de los relámpagos por medio del láser, se podrá ayudar, en el futuro, a proteger edificaciones vulnerables desviando el relámpago hacia un punto de impacto en el que no cause daños.

Más información: CNRS

0 comentarios: