Monday, April 02, 2007

La muerte del cargador de móviles (o el sueño de Tesla a pequeña escala)

http://www.maikelnai.es/?p=416

¿Cuanto dinero podría hacerse con una tecnología que eliminara los cables eléctricos? Una iniciativa pionera llamada Powercast, junto a las más de 100 compañías que han firmado acuerdos con ella, está a punto de ver la luz. Powercas y su socio mayoritario, el gigante de la electrónica Philips, está lista para lanzar los primeros dispositivos electrónicos que se cargan a través del aire.

Puede sonar futurista, pero la plataforma Powercast no usa nada más complicado que una radio – y es lo bastante barato como para que cualquier compañía lo incorpore a sus productos. Un transmisor enchufado a la pared, y un receptor del tamaño de una moneda pequeña (lo verdaderamente innovador, y cuya fabricación solo cuesta 5$) que puede encastrarse en cualquier dispositivo de bajo voltaje. El receptor convierte las ondas de radio en corriente continua, recargando la batería del dispositivo a una distancia de hasta casi 1 metro.

Imagina que tu teléfono móvil comienza a cargarse en el momento en que te sientas en tu mesa de trabajo y empezarás a entender las ventajas del invento. ¿Qué cifra de ventas se puede alcanzar? “El cielo es el límite”, comenta John Shearer, fundador y CEO de Powercast. Según sus estimaciones “muchos millones de unidades” para finales del año que viene.

Durante años, los expertos en electricidad comentaron que esta clase de cosas no podía hacerse. “Si me hubieras preguntado hace siete meses si era posible te habría contestado ¿sueñas despierto? ¿te has fumado algo?” comenta Govi Rao, vicepresidente y director general de iluminación de estado-sólido (SSL) en Philips. “Pero verlo funcionar es simplemente asombroso. Podría revolucionar lo que sabemos sobre la energía).

...

Emitir energía a través del aire no es una idea nueva. Los investigadores han experimentado con la captura de radiación en la frecuencia de radio a altas potencias, pero tenían serios problemas para capturar una potencia eléctrica más amistosa con el usuario. “Tenías energía rebotando en las paredes y llegando a su destino con una amplia variedad de voltajes”, comenta Zoya Popovic, ingeniero eléctrico en la Universidad de Colorado, que trabaja en proyectos de electricidad inalámbrica para el ejército de los EE.UU.

Entonces llegó Shearer, que había trabajado como físico en Pittsburg. Shearer y su equipo dedicó cuatro años a estudiar detenidamente las investigaciones realizadas con electricidad sin cables en un laboratorio oculto debajo de la cafetería de su familia. Se dio cuenta de que buena parte de la energía que rebotaba en las paredes podía capturarse. Todo lo que tenías que hacer era construir un receptor que pudiera actuar como un aparato de radio que sintonizase muchas frecuencias al mismo tiempo.

“Me di cuenta de que queríamos atrapar toda esa estática y aprovecharla”, comentó Shearer. “Todo es energía”.

De modo que el equipo de Powercast se centró en crear y patentar el receptor. Sus diminutos pero hipereficientes circuitos se pueden ajustar a las variaciones en la carga y en potencia del campo, mientras que mantienen un voltaje constante de corriente continua. Gracias al hecho de que solo transmite voltajes bajos y seguros, el sistema Powecast pronto consiguió la aprobación de la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) y obtuvo 10 millones de dólares de inversores privados.

Powercast afirma que ha firmado acuerdos confidenciales para desarrollar productos con más de 100 compañías, incluyendo a los grandes constructores de teléfonos móviles, reproductores MP3, repuestos para coches, sensores de temperatura, audífonos e implantes médicos.

Traducido de Death of the cell phone charger.

0 comentarios: