Wednesday, January 23, 2008

Entrevista a Kai (Gamma Ray) y Weiki (Helloween), hablando de los viejos tiempos

http://www.rafabasa.com/index2.php?url=/modules.php?name=News&file=article&sid=5676

(post largo ahead! XD)

En RafaBasa han entrevistado a Kai Hansen (Gamma Ray) y a Michael Weikath (Helloween) antes del concierto en Madrid:

- Y para tí, Michael, ¿cómo fueron los comienzos con varias bandas locales para luego ya entrar en SECOND HELL?

Michael.- Yo recuerdo que había muchas canciones que iba ensayando, temas que había oído en demos de IRON FIST o SECOND HELL. De todos modos, yo no estuve muy metido en IRON FIST ya que sólo participé con un par de cortes o algo así, pero me gustaba mucho lo que tocábamos juntos. No es que no me gustara lo que otros componían pero sí recuerdo componer mucho entonces y encontrarnos en algún momento como con 25 canciones y estar ensayando todas (Kai se ríe escuchando a Michael), y muchas líneas que luego irían en HELLOWEEN vienen de ahí. En aquel momento nos gustaba variar partes de los temas, probar un trozo de una canción en otra y cosas así. Recuerdo que currábamos mucho, ensayábamos como 6 días a la semana, y entre 5 y 8 horas todos los días porque estábamos realmente metidos en ello y concienzados de que queríamos llegar a algún sitio con aquello.

Por supuesto que otras bandas también trabajaban duro, por ejemplo RUNNING WILD o IRON ANGEL también en Hamburgo, que también intentaban salir de la ciudad y hacer cosas en serio. La verdad es que no sé de dónde sacamos el incentivo y la fuerza para seguir adelante porque también hacíamos bastante el gamberro entonces (risas de ambos): salíamos mucho, nos emborrachábamos, nos colocábamos... pero siempre teníamos la determinación de seguir trabajando duro al mismo tiempo. Entonces grabábamos todo lo que hacíamos en un radiocassete para no olvidarnos de lo que estuviéramos haciendo un día, o de algún buen material que pudiera haber surgido en algún ensayo.

Kai.- Era una buena opción porque entonces lógicamente no se podían grabar demos tan fácilmente como ahora con Protools y cosas parecidas, sino que teníamos que tocar las canciones en el ensayo, trabajarlas en el local con las guitarras y era un reto constante. Aquello fue especial y nos enseñó mucho de cara al futuro, por supuesto.

Michael.- El problema muchas veces era que se nos llenaba la cinta, y teníamos que darle la vuelta o borrar algo anterior y era una putada (risas).

- El mini LP y después "Walls of Jericho" son absolutas demostraciones de speed metal, pero después ya entró Michael Kiske para cantar, y editasteis las dos partes legendarias del "Keeper of the seven keys". [...]

Michael.- De hecho, es que siempre abarcamos un amplio rango de posibilidades, y esto se puso de manifiesto especialmente para los "Keeper": a través de coros, primeras y segundas melodías, líneas vocales... e incluso uniendo guitarras y líneas vocales muchas veces, para que sonaran como una unidad. A nosotros nos parecía extraño que la voz y guitarra fueran cada una por su lado y supongo que esa seña de identidad apareció de manera muy natural desde el principio en HELLOWEEN. La diferencia en los "Keeper" quizás fuera que entonces ya componíamos las melodías para que Michael cantara sobre ellas. No se trataba de hacer un riff complicado y que el cantante tuviera que buscarse la vida sino tratar de aunar ambas posibilidades melódicas. Quizás no lo hubiéramos podido hacer entonces sin Kiske porque él cantó sobre composiciones realmente complicadas pero, de todos modos, la idea en todo momento era hacer lo que queríamos hacer, y la evolución siempre fue natural.

Kai.- Cuando Michael entró en la banda abrió un campo grande para la banda a nivel musical, y entonces ya teníamos dos posibilidades de composición: uno más agresivo inicial, que mantuvimos, y otro más melódico que a su vez dio lugar al estilo de los "Keeper". Además, lógicamente íbamos aprendiendo, y conmigo y Weiki componiendo de manera más libre, porque yo ya no tenía también que cantar, se abrió mucho el campo de posibilidades a nivel de componer buenas canciones, además de, a su vez, adaptar el estilo a la voz. Además, Michael y yo no cantamos igual y esto también crea una diferenciación con respecto al material de "Walls of Jericho". [...]

Kai.- Es cierto que realmente queríamos hacer el tema del "Keeper" como un disco doble porque era algo que nadie había hecho anteriormente entonces y bla, bla, bla, pero cuando entramos al estudio a grabar las primeras demos, los dos Tommy nos dijeron que quizás el reto era demasiado osado, especialmente ahora que teníamos un nuevo cantante y todavía no éramos ni mucho menos una banda consolidada. Además, la compañía prefería dividir el disco en dos partes porque lógicamente así se haría más dinero que sólo con uno doble. En ese momento no nos importó, dijimos que bueno, que queríamos hacer un doble disco pero que no pasaba nada por editar dos partes sencillas y lo hicimos, y ahora pienso que fue mejor idea que ocurriera de ese modo.

Michael.- Quizás yo escribí temas posteriores que requerían algo más de trabajo, al menos con respecto con la concepción inicial. De todos modos, el problema es que entonces había mucha fiesta alrededor del grupo al mismo tiempo que componíamos (risas de todos), y no terminábamos de darle forma a las ideas básicas de los temas. Nos metimos en el estudio y trabajamos mucho en la parte I, porque había temas buenos pero no eran perfectos todavía, y estuvimos como tres meses y medio o algo así, unos de día y otros de noche, con lo cual el estudio estaba funcionando a pleno rendimiento 24 horas al día. Yo solía trabajar por la noche y Kai por el día, ¡y esto sólo para un disco de 40 minutos!... y para el segundo disco la idea era básicamente la misma, así que imagínate haber estado 7 meses trabajando para sacar ese disco, era una locura, así que mejor dividirlo en dos partes (se ríe mucho Kai).

- Y una vez que ya tenemos las dos partes, después editaríais el directo "Live in the UK" y esas cosas, pero en algún momento del tour, o ya al final, decides marcharte de la banda, Kai, pero no sabemos exactamente porqué. Cuéntanos qué ocurrió, por favor.

Kai: Bueno, hay diferentes historias sobre esto, pero resumiendo te diré que pasó como un año desde la primera intención hasta que me marché definitivamente. De todas formas, podemos decir que no fue de un día para otro sino más bien un tipo de proceso. Lo primero es que yo veía que las cosas no funcionaban igual que en los primeros tiempos por varias razones ya que había muchos mánagers involucrados en el grupo, internamente no había ni mucho menos la misma unión que al principio y había como dos partes con mierda entre medias, no estábamos de acuerdo como banda con ciertas cosas que se estaban haciendo alrededor del grupo... y es que nos acabamos sintiendo como mascotas en manos de otros cuando se suponía que era nuestro grupo. Y todo esto me fue afectando mucho, y después de una larga gira por Estados Unidos y Japón me acabó superando y me puse enfermo, estuve en el hospital un tiempo y entonces estuve pensando mucho. De alguna manera pensaba que me había alejado de mis raíces y no me gustaba, y necesitaba cambiar las cosas, parar un tiempo de girar o lo que fuera. No estaba de acuerdo con ciertas cosas mientras desde fuera querían que siguiéramos girando, trabajar inmediatamente en un nuevo disco...

Michael.- Es que nos sentíamos ninguneados. Había un cierto sentimiento de desesperanza con la situación de la banda en ese momento, y también situaciones que no podíamos controlar. Recuerdo una vez que Tommy Newton fue a hablar con Kai porque había como un sentimiento agresivo, y estuvieron de acuerdo en que no se podía estar de gira dos años porque tu vida privada queda destrozada. Le dijo que se tomara un descanso, un año o lo que fuera y volviera después de eso. Pero todos pensábamos "¿para qué?"... Es que habíamos firmado unos contratos horribles y no conseguíamos nada de dinero para nosotros con todo lo duro que estábamos trabajando y encima teniendo mucho éxito. Y nos poníamos en su lugar y lo entendíamos, era como "¡qué gilipollas, si no quieres tocar tu material más tiempo o lo que sea, puedes irte..." y luego pensábamos "¡pero es que tiene razón!".

Kai.- Tuve muchas conversaciones con Tommy al respecto y tardó como un año en darse cuenta de que el problema es que esto era mi bebé, ya sabes, algo muy personal para mí aunque por otro lado tenía la actitud de "ámalo, cámbialo o déjalo", pero yo no podía estar satisfecho con la situación, tenía que dejarlo, personalmente tenía que hacerlo. Y así ocurrió...

- ¿Y esta marcha de Kai fue la principal razón de hacer una música diferente después de aquello, en "Pink bubles go ape" y especialmente "Chameleon", Michael, o realmente no?

Michael.- No, no lo fue. Simplemente es que yo tenía diferentes expectativas con este material... De hecho, ahora estoy en desacuerdo con lo que había en "Chameleon" pero es que era un momento difícil para nosotros y teníamos que desarrollar una cierta dirección a seguir. No adopté la postura o la idea de "estúpidos fans del heavy metal, entretenerme, y tragaros cualquier cosa que os demos", no hubo nada de eso. Pero lo que sí tenía en mente era que si HELLOWEEN hacíamos un disco casi de pop, seguiría siendo rock, aunque al final con esta idea conseguimos un disco débil, meloso y nos encontramos en medio de todo. Es que teníamos muchos problemas con managers, la muerte de Ingo que nos afectó mucho a todos, y un montón de gente diciéndonos "debéis hacer esto o debéis hacer lo otro", y al final no fuimos nosotros mismos y nos decidimos por un camino erróneo.

También, teníamos muchas deudas debido a los malos contratos que te decía antes, un millón y medio de marcos alemanes, y además teníamos que enfrentarnos a una situación en la que ya no éramos tan populares en ese momento... Al final, la situación completa, que fue también la razón porque la que Kai se marchó, era que había una gran separación o ganas de movilización en la banda. Y al igual que al principio la idea de hacer un doble álbum poderoso como fueron los "Keeper" sí era buena y además nos secundo la compañía, entonces nos presionaron y nos vendieron la idea de que hacer un gran "Chameleon" sería positivo para la banda... Pero después lo escuchabas y se te quedaba cara de tonto.

Kai.- Yo creo que es justo aceptar, y es algo que pasa en todas las bandas, que cuando se marchan miembros de un grupo es difícil que esos discos se conviertan en favoritos de los fans. Pero, por otro lado, es lógico que como músico quieras probar otros caminos, o hacer algo diferente por tí mismo, aceptando las consecuencias incluso sabiendo que no estás haciendo totalmente lo que crees que es correcto. Creo que es algo que los fans deberían aceptar y valorar mejor.

Michael.- Por ejemplo en los 70 se admitían mucho más este tipo de posibilidades y probaturas. Es cierto que a veces te llegaba alguien y te decía, "vamos Weiki, adelante que "Chameleon" es un gran disco", pero teníamos que darnos cuenta que los 70 habían acabado y es algo sobre lo que no puedes hacer nada.

Kai.- Es un poco lo que me pasó a mí con "Sigh no more", que fue un trabajo mucho más experimental, especialmente con respecto a lo que había hecho anteriormente, tanto con HELLOWEEN como en "Heading for tomorrow". Luego hay gente que adora ese disco, incluso que piensan que es el mejor trabajo de GAMMA RAY, pero a la mayoría no les gusta porque se esperaban otra cosa. Supongo que es lo que hay y los músicos tenemos que saber aceptarlo. [...]

1 comentarios:

Zesotar said...

No, si al final se harán un proyecto paralelo y formarán otro grupo.

Mmmm SuperMasterPlan