Tuesday, March 20, 2007

Tata Motors fabricará y comercializará el “coche de aire comprimido” en India

http://www.maikelnai.es/?p=367

Un coche cuyo motor usa aire como combustible <- más info

Tata Motors, con intención de mantener su papel como compañía líder en la India para la fabricación de automóviles I+D, ha firmado un acuerdo para iniciar un excitante esfuerzo de desarrollo e ingeniería, junto a MDI de Francia, para la aplicación en la India de la asombrosa tecnología MDI para motores movidos por aire.

El grupo MDI, encabezado por el señor Guy Negre, fundó la compañía en la década de 1990 para hacer realidad su sueño de ser pionero en la construcción de un motor que solo usase aire comprimido como combustible – lo cual podría ser lo más respetuoso con el medio ambiente. Además, el motor es eficiente, escalable y adaptable a otras aplicaciones, como la generación de energía.

Los acuerdos entre Tata Motor y MDI comprenden el apoyo técnico de Tata y posterior desarrollo y refinamiento de la tecnología, su aplicación y licencia para la India.

...

Traducido de An engine which uses air as fuel. (Bombai, 5 de febrero 2007)

Más info:
Sólo consume aire y para circular no necesita más que recargar las cuatro botellas de aire comprimido que lleva adosadas en la parte inferior y que precisa para la inyección del motor. En la sede de la empresa MDI, Negre enseña orgulloso su prototipo, que sólo capta aire del exterior para introducirlo en la cámara de compresión y el de las botellas para hacer la inyección. Por el consumo del motor (y no por el resto de materiales utilizados) se puede considerar un coche ecológico, aunque su principal valor comercial no está en la etiqueta verde, sino en su consumo: algo más de una peseta por kilómetro, o lo que es lo mismo, 10 veces menos que el coste de un vehículo de gasolina de características similares.

El coche mide 3,84 metros de largo por 1,46 de ancho, puede circular a una velocidad máxima de 110 kilómetros por hora, y supera en condiciones óptimas los 240 kilómetros o el equivalente a 10 horas de circulación sin tener que recargar las botellas de aire. El motor de dos cilindros, tiene una potencia de 50 caballos (cv) y cubica 1.200 centímetros cúbicos, por lo que ofrece un comportamiento similar al de un diesel. Si se le pide más rendimiento, el consumo de aire sube en picado y la autonomía baja. Cuando las bombonas están vacías se puede optar por una recarga rápida con un compresor industrial, de no más de tres minutos. También se puede recargar a través de la red eléctrica doméstica, con un consumo de 5,5 kilovatios durante 4 horas, aunque los técnicos españoles han advertido al ingeniero francés que esta potencia no está a disposición de la mayoría de los domicilios del país. En condiciones óptimas -a 50 kilómetros por hora-, su autonomía dobla a la de los coches eléctricos más avanzados. No contamina porque la emisión de gases es cero, y de su tubo de escape no sale más que aire purificado a cero grados.

El secreto del motor está en haber logrado la inmovilización del pistón al final del recorrido de compresión a través de unas bielas articuladas, lo cual permite efectuar el proceso de inyección de aire a temperatura ambiente (de las botellas) en una cámara donde la compresión (20 bares) ha elevado la temperatura del aire a 400 ºC. El cambio de temperatura produce la expansión del aire, lo cual mueve el pistón, que acaba funcionando como un muelle, y el coche empieza a andar. ¿Y cómo logra el primer golpe de pistón, el de arrancada? No tiene mayores secretos ni complicaciones: con un motor de arranque eléctrico, como la mayoría de vehículos.

1 comentarios:

Vyoljann said...

su, PUta madre...
mola :D